tienda

El Orgullo y la Ignorancia

Fecha:
28/06/2022
Para muchos hay que ser ignorante para defender el Orgullo LGTBIQ+. O mejor dicho, hace falta ponerse el Velo de la Ignorancia para verlo más claro. El concepto se lo debemos a John Rawls y su Teoría de la Justicia, publicada por Harvard en 1971.

Rawls fue un filósofo defensor del liberalismo preocupado por hacer el sistema más justo sobre un principio de equidad, más allá de la igualdad formal y el utilitarismo que se conforma con que el mayor número de personas posibles obtengan el máximo beneficio alcanzable.

Con su Teoría, Rawls defendía que para tomar decisiones comunitarias como son las leyes, y que estas sean justas para todos, incluidas las minorías, es necesario que todos partamos de una “posición original” en la que nos cubramos con un "velo de ignorancia" sobre nuestra propia condición. Es la empatía elevada al cubo.

En pocas palabras: el Velo de la Ignorancia supone que nadie conoce, antes de tomar decisiones sobre justicia, cuál será su clase, raza, capacidad intelectual, condición física o género.  De esta forma, ha de tener en cuenta que lo que decida como justo, injusto, obligatorio o permitido, le puede afectar a él.

O lo que es igual, en términos kantianos: “Obra solo según una máxima tal, que puedas querer al mismo tiempo que se torne en ley universal.” (1)

¿Qué derechos querrías tener si fueras tú el diferente en una sociedad?

La respuesta te la da Rawls en su obra: “Se supone, entonces, que las partes no conocen ciertos tipos de hechos determinados. Ante todo, nadie conoce su lugar en la sociedad, su posición o clase social; tampoco sabe cuál será su suerte en la distribución de talentos y capacidades naturales, su inteligencia, su fuerza, etc. Igualmente, nadie conoce su propia concepción del bien, ni los detalles de su plan racional de vida, ni siquiera los rasgos particulares de su propia psicología, tales como su aversión al riesgo, o su tendencia al pesimismo o al optimismo. Más todavía, supongo que las partes no conocen las circunstancias de su propia sociedad. Esto es, no conocen su situación política o económica, ni el nivel de cultura y civilización que han sido capaces de alcanzar”. (2)

Pensar que ya no hace falta es ser un ignorante de la realidad

Para muchos que evidentemente no están en el lado de los que sufren aún la discriminación, nuestra sociedad está lo suficientemente madura como para seguir necesitando de una reivindicación así o de ciertas medidas de discriminación positiva. Además de no salir a la calle, no deben leer las noticias de esta misma semana. Desde el asesinato en un pub LGTBI de Oslo a las amenazas de hasta 11 años de prisión en Qatar por exhibir una bandera arcoiris durante el mundial. Algo que ya ocurrió en el mundial de Rusia, por cierto.

¿Algún país, alguna selección o algún futbolista se ha negado a participar en el mundial de Qatar? No, porque en este caso, el velo que se ponen es el de la indiferencia. Sin contar con el que llevan las mujeres, claro.

 

(1) Immanuel Kant, Fundamentación de la metafísica de las costumbres (1785)

(2) Teoría de la Justicia. John Rawls. Fondo de Cultura Económica. 2010

 

Fuente: https://www.elplural.com/leequid/orgullo-ignorancia_292839102
 

Acerca del autor:
José Carlos León
El Plural

Acerca del libro:
Teoría de la justicia
John Rawls

Otras notas de prensa