NOTA DE PRENSA

Nota: Pasa a la página 40
Autor de la nota: Here be dragons
Medio: Here be dragons
Fecha: 06/01/2017
Libro: EL BOSQUE DENTRO DE MÍ
Autor del libro: Adolfo Serra
Extracto:   Las posibilidades son múltiples; algunas elecciones son sencillas, otras sensatas, unas temerarias… y algunas peligrosas. Eres tú quien debe tomar las decisiones. Puedes leer este libro muchas veces y obtener resultados diferentes. Recuerda que tú decides la aventura, que tú eres la aventura. Si tomas una decisión imprudente, vuelve al principio y empieza de nuevo. No hay opciones acertadas o erróneas, sino muchas elecciones posibles.

Este era el lema de la colección de libros juveniles “Elige tu propia aventura” que triunfó en los 90. El formato era original y, aunque la calidad literaria era más dudosa, enganchaba porque tú decidías -en ese momento de la vida en el que aún lo resuelven todo por ti- por dónde seguían las andanzas del protagonista.

Yo siempre me inclinaba por las rutas imprudentes y salvajes, seguramente porque sabía que cuando llegara al final y mi alter ego muriera, podría volver atrás y tomar decisiones más sensatas (sí, pero también más aburridas) y así encontrar el camino por el que todo acabaría bien. Realmente, esos finales eran más insulsos y previsibles que las pelis de Elvis que ocupaban nuestro salón por esas fechas también.

Hay relatos con finales más abiertos e inesperados, como el maravilloso cuento ilustrado El bosque dentro de mí de Adolfo Serra, que describe, sin una sola palabra, el viaje que emprende un niño por un bosque, curioseando, observando todo lo que ocurre en ese lugar de transformaciones, en ese universo de miedos, de cambios y de embrujos que conforma todo trayecto vital. Recordándote que hay que aprender a mirar para saber qué ruta explorar.

A veces, echando la vista atrás, me digo que mi vida no se ha construido a base de decisiones tomadas a conciencia que fueron llevándome por distintos caminos, como en aquella colección de libros. Pienso en todas esas cosas que simplemente me fueron pasando, pienso en los que salieron de mi vida sin yo desearlo, en las rutas que otros desplegaron ante mí y a las que me empujaron, en los caminos que seguí casi sin tiempo de elegir.

A veces tengo la impresión de que alguien está dibujando la historia por mí: va creando un flipbook con mis minutos pasados y yo sólo puedo pararme a ojear esas páginas de vez en cuando y ver cómo mi película va resultando.

Pero entonces me viene a la cabeza un día de abril y veo que en realidad sí hay momentos en los que mi libro dice así:

“Si eres feliz y no quieres renunciar a una parte de ti, pasa a la página 38”.

“Si aún así prefieres aventurarte a lo que está por descubrir, pasa a la página 40”.

Y fiel a aquella niña que fui, elijo, sin vacilar siquiera un segundo, pasar a la página 40. Eso sí, no puedo evitar ojear la 38 -un poco a escondidas- y entrever lo que hubiera podido ser. Y debo reconocer que por ahí la historia pinta asombrosamente bien. Y no se otean icebergs.

Pero asumo que mi relato seguirá por otro sendero, uno tan ineludible -lo tomo hasta sin querer- como impredecible; uno que no está indicado con palabras visibles y que no se construye solo a base de buenas elecciones.

Así que finalmente me planto en la pág. 40… Y ahí no encuentro nada, ni un borrón, ni siquiera un montón de palabras desordenadas.

Supongo que lo que pasa a partir de aquí todavía está por escribir.

https://herebedragons.blog/2017/01/06/pasa-a-la-pagina-40/
 
low dose naltrexone ulcerative colitis alcohol and naltrexone how long will naltrexone block opiates
naldrexone go ldn candida
benefits of naltrexone naltrexone cancer naltrexone injection for opiate addiction
naltrexone classification avonotakaronetwork.co.nz naltrexone fda approval
naltrexone headache benefits of naltrexone buy ldn online